diumenge, 16 de març de 2008

Roma en cien palabras



Viaje en avión y en el tiempo. De repente caminando por via Nazionale. Localizado el campamento base. Avanzan los gladiadores con sigilo en pos de nuevas conquistas. Heridos por la dureza del recorrido llegan a Piazza Venecia, el Colosseo, entrada del Foro Romano. Reponen fuerzas a base de pasta y pizza. Para la sed, el brebaje magico, coca-cola. A través de via Corso, punto estratégico, acceden a la fontana de Trevi, piazza Spagna. El dia siguiente es dedicado casi en exclusiva al Vaticano, sin perder de vista piazza Navona, panteón o el Tarstevere. No hay más tiempo. Sólo el regreso.