dimecres, 29 d’octubre de 2008

Grifo


De repente se levantó de la cama, sediento, y abrió el grifo en busca de agua que apaciguara su sed...

6 comentaris:

pati ha dit...

... y salió azul :)

Cesc, supongo que habrás querido decir apaciguara pero no me hagas mucho caso ;)

Si hay algo que me encanta son los microrelatos y tu escrito tiene toda la pinta de serlo, ¿verdad? Porque está perfecto.

Besos :)

Libélula ha dit...

Pregunto...

¿Sed?

¿Sed de amor?

¿Sed de venganza?

¿Sed de amigos?

¿Sed de soledad?

¿Sed de odio?

¿Sed de ambición?

¿Sed, cuál sed?

Besos Lindo!

Rayu ha dit...

un agua con gas por favor!

deadly brunette ha dit...

hay veces que ni el mas enorme de los manantiales puede apaciguar la sed.. la sed de amor por ejemplo

Ani ha dit...

Suerte que la siente...la sed es lo que nos hace estar vivos! Sin ella todo os daría igual amigo de los abrazos azules!!

-Anna- ha dit...

Sólo puedo decir que esa foto es mágica, simple y mágica.