dimarts, 14 d’octubre de 2008

Mosaico 13


A estas alturas decir que Antonio Gaudí fue un genio no es un gran descubrimiento. Este domingo estuve paseando por el Parc Güell y por la Sagrada Família y si ese tio no era un genio, por qué habia tantos japoneses???
Hasta ahí, todo correcto. Pero hubo algo que me inquietó. Entré, cual turista despistado, en la tienda de souvenirs y encontré ilustraciones, mogs, calendarios, imanes de nevera... con un pequeño mosaico muy característico de la obra de Gaudí, pero con la excepcionalidad de haber un número 13 y además al revés. Pregunté en que parte del parque estaba exactamente ese mosaico. Al pregunarle, la chica de la tienda puso cara de haberse comido un limón... Y, aunque no lo tenia muy claro, me dijo que le parecia que en la plaza central, donde los bancos...
Total, casi como buscar una aguja en un pajar (me dije yo a mi mismo...).
Fui con mi cámara para captar la foto y tras muchos vueltas finalmente encontré en el respaldo de uno de los bancos, y tras apartar amablemente a dos turistas nórdicas con el pretexto de una foto, un pequeño mosaico con el misterioso número 13 del revés...
Que pretendía Gaudí?? Por que el 13?? Y por qué al revés??
Que hace que un pequeño mosaico adquiera esta relevancia y pase a la categoria de souvenir y viaje a Japón, China, Estados Unidos, Alemania, Argentina, Brasil, Inglaterra....

5 comentaris:

Rayu ha dit...

totalmente de acuerdo... que observador que sos que reparaste en esa postal... no se me hubiera ocurrido...

si voy al parc guell ahora en noviembre cuando vaya a BCN buscaré ese mosaico... jiji

un beso!

-Anna- ha dit...

De verdad no me acuerdo de haber visto esas postales ni su pequeño espacio de origen, la verdad que para encontrarlo en la parte de los asientos, está en chino,o para que quede más adoc, está en japonés :P...
Pero perá, antes de empezar, quiero coincidir con vos en que Gaudi es un genio. Nunca me imaginé que la arquitectura podía llegar a ser tan hermosa, tan artística...no sé. Cuando anduve por allá me aseguré de recorrerme todos los edificios de Gaudí, excepto un par que no sé si fue por la distancia o por la falta de tiempo que ya no pude ir. Quedé fascinada...y espero que no se enoje nadie, pero Barcelona no sería Barcelona sin todo lo que Gaudi dejó ahí...

Ahora sí, después de asegurarme que coincidía con vos, aunque no me quedaban dudas, paso a mis teorías del 13:

1) Quizás es una forma de representar la vuelta de la suerte. Para mí el número 13 representa la mala suerte (aunque no soy muy supersticiosa), quizás el ubicarlo dado vuelta es una forma de ahuyentar esa mala suerte.

2) A lo mejor, como es imposible saber de dónde salen las fotografías de mosaicos solos, los del marketing turístico decidieron buscar algo más representativo...no sé si me explique, pero cuando vez la postal en vez de decir ahhh, estos son unos mosaiquitos de alguna de las obras de Gaudí, decís: ahhh esta postal es del Parque Guell, porque ahí tiene el 13...jajaja no sé.

3) Es posible que Gaudi no haya tenido idea de qué quería representar con el número y que solo nos complicara la existencia...es muy posible de hecho :P

4) Creo que me quedé sin teorías, pero agrego que me encantan los círculos que están en el techo de la galería de ese parque (no me preguntes el nombre porque no lo sé jejeje)

Excelentísimo post mi querido cesc.

Un abrazo desde este lado del mundo.

Jordi Vivancos ha dit...

Quizá sea rizar el rizo (¿rizando un rizo se consigue un mechón liso?), pero conociendo el talante místico de Gaudí y la mucha simbología conque impregnó toda su obra, sospecho que el 13 invertido hace referencia a la simbología del Tarot. Es decir: el número 13 se corresponde con el arcano de la Muerte, la cual, invertida, podría interpretarse como símbolo de renacimiento, de vuelta a la vida. En cualquier caso, el experto tarotista es Jorge (tarotista, librero, escritor... Y encima se parece a Cary Grant. ¡Este hombre es una joya, chicas! ¡A por éééél!), de modo que a buen seguro él podrá aportar más luces al tema.

Por cierto: aunque hasta el día de hoy no haya hecho ningún comentario en tu blog, hago constar que te leo puntualmente, y que me entusiasma tu canto a las pequeñas cosas, que, al fin y al cabo, son las que dan sabor a la vida.

¡Un abrazo!

Jorge ha dit...

Por alusiones: primero una aclaración. El arcano número 13 de la baraja del Tarot (la más respetuosa con la tradición sería la versión de Marsella) no tiene nombre. Tradicionalmente se le ha dado el nombre de "La Muerte" por aparecer la figura de una calavera segando un campo. La verdad es que no tiene nombre (como el Loco es el único naipe que no tiene número)porque lo representa todo y nada a la vez, y lo que menos representa es la muerte.Esta carta es el fin y el renacimiento. La figura sega un campo muerto para que pueda renacer vida en él (como son las figuras humanas que empiezan a surgir de la tierra). Y precisamente, esta carta invertida significa "donde nada puede crecer". (lo siento, Jordi, no has dado una aunque gracias por la publicidad).

Teoría del 13: a lo mejor no tiene sentido y no quiere decir nada. Quiero decir, a lo mejor al albañil que estaba allí a las 10 de la mañana pega que te pega trocitos de cerámica pilló esta pieza y ni se fijo si había un trece o no. Total, estaba a punto de irse a tomar la cerveza y el bocadillo. A lo mejor Gaudí ni lo sabía. Solo ha sido algo que pasó y que luego hemos trascendido.

Abrazos varios

Libélula ha dit...

JAJAJAJA!

¡¡Qué buen post mi Cesc!! ¡Me encantó! Debo decir que me gustó la teoría N°3 de Anna y la de Jorge, seguramente puso el 13 para que nosotros nos quedemos debatiendo sobre el mismo.

También debo decir que solo un ojo crítico y bello como el tuyo puede descubrir semejante detalle.

No tuve la suerte de viajar... y Barcelona es una cuenta súper pendiente para ir a ver exclusivamente a Gaudi.

Besos gigantes Cesc!
Nos vemos prontísimo!