dissabte, 18 d’octubre de 2008

Nevado


desde tu ventana lo veo
veo colinas nevadas a lo lejos
de nieve blanca que luce su peso

desgarra su dolor en ríos de sangre
que recuerda en su calor sus vidas
que en el descenso y el frío olvida

pájaros mojados intentando alzar el vuelo
árboles torcidos por la gravedad del tiempo
y el cielo cada vez es más espeso

y podría esperar hasta el deshielo
pero la sangre se enfría y muero
y el momento sigue inmóvil como el cielo

3 comentaris:

Libélula ha dit...

Bellísimo Cesc…

Me quedé oscilando entre la dulzura y lo acre…

Besos enormes lindo!
Libélula

-Anna- ha dit...

Ir, venir, esperar...a veces terminan pareciéndose.

Hermoso paisaje nostálgico el que dibujás con tus versos. Y la imagen como siempre acompaña a la perfección.

Un abrazo!

VITALIA ha dit...

hermoso dote para la poesía. Me da ganas de seguir esas huellas. Melancolico, evocador y frío,no solo por la nieve... estuve alli.
Quiero más poesía.
beso