dijous, 16 d’octubre de 2008

Sucursal del cielo


Paseando por Concepción (Paraguay de mi corazón), encontré este rojo banco con esta curiosa frase.
Esperar para poder agarrar un colectivo en Paraguay es un ejercicio que requiere mucha paciencia. Además, cuando llega lo hace muchas veces lleno y tenés que esperá de pié casi todo el trayecto... Eso suponiendo que podés agarrá el colectivo y no tenés que esperá una hora más a que llegue el siguiente.
Es facil adivinar si tus compañeros de viaje se ducharon pues al estar tan juntitos uno no puede hacer más que oler...
Los miles de vendedores ambulantes que desean vender mil y una cosas que jamás necesitarás hacen más entretenido el viajecito. Y por si esto no fuera poco en mitad del camino casi siempre recibes una lección magistral de mecanica de supervivencia porque raro es que el colectivo no se estropee...
Así pues mientras uno espera en la sucursal del cielo, que mejor que tomarse un tereré???
En el fondo, la vida es un viaje no un destino...

5 comentaris:

-Anna- ha dit...

Pronto se terminará de instalar el verano acá en mi ciudad y voy a empezar a colgarme del tereré como lo hago en invierno del mate, con el termo bajo el brazo, es una de las grandes satisfacciones del verano jeje.

Me encantó la imagen y el recuerdo :)

Un besito cesc!

silvia ha dit...

Hola,que es el tereré?....
BUENO POR FIN ME HE ACLARADO CON ESTE TRASTO!...eh!!que eso para mi es mucho,jejeje!!...Bueno ahora en serio,me encantan todas y cada una de tus fotos,siempre dicen algo mas de lo que"simplemente ves"...
sin duda,hay una historia,detras de cada una de ellas...
UN peto.

Ani ha dit...

Hola! qué lindo tu blog! Leí todo lo que publicaste. Me hiciste emocionar con el relato de los payasos y tu papá en el circo, te ví mirando su cara y me dio tanta ternura...Además, esa Estación del Tereré parece el paraíso. Yo lo tomo de limón o pomelo, bien bien helado. Es una comunión.
Gracias por pasar por mi blog!

Libélula ha dit...

Hola Cesc!

Te invito a Buenos Aires y hagas la prueba de supervivencia en el subte!!

La vida es un viaje imperdible! Sublime! Encantador!

Besos!!!

Oto ha dit...

Cuando uno anda descalzo por la vida, concibe de a poco otra definición del mundo. los pies reciben en sus plantas el sentido cabal de lo que piensan, ya sean baldosas, caminos, hierbas, adoquines, praderas, bulevares, collados, veredas o andurriales. el mundo del descalzo no precisa de filtros, simplemente nos da lecciones de realidades varias.

creo que la vida es un gran viaje que debemos disfrutar