dimecres, 21 de gener de 2009

A veces pasa


A veces pasa que una esta leyendo el periódico y decide contestar:

*MIERCOLES 19 a las doce del mediodía en la línea roja del metro de Madrid. Te bajaste en Ópera, eres rubia y gris, y quiero hacerte el amor.

A veces pasa...

"El país de las tentaciones. Un viernes cualquiera."

28 comentaris:

LOBITO ha dit...

Y... que pasó? xDDDDDD


Besos de miércoles.... ayyyyyyy

Lasosita ha dit...

Sí... poner tonos de locura a la vida real, puede ser estupendo.
Hacerla más llevadera.
Pues a ver si nos sacas la curiosidad!!

Un beso curioso!

EsSa ha dit...

Muy buen título. A veces pasa...

Lastienditas ha dit...

Si hay predisposición, ¡de todo puede pasar! ;)

òscar ha dit...

ostra cesc, aquest és un post trampós. el tarannà tafaner dels que voltem per aquí ens porta a una única pregunta: què??? :)

pati ha dit...

No es una delicia que alguien se fije en ti y dedique su tiempo a buscarte?

Yo he llegado a pensar que estos anuncios son falsos, pero creo que sólo es una manera más para engañar al corazón ;)

Yo, de poner algo tentador, pondría algo así como:

Se busca chico para el cigarrillo del después.

:P

Un beso :)

p.S.: Te puedo asegurar que no es obligación. Soy una de tus primeras incondicionales ;)

sEñOr¡tA rAmOnErA ha dit...

Y sí, el después se lo inventa uno. =)
[Hay corazonadas a primera vista]

Ani ha dit...

Cupido trabaja de domingo a domingo.

dan ganas de correrla y decírselo...dan ganas de no morir nunca.

es lindo y feo sentir eso...ese "podría ser" y "no fue"

Ani ha dit...

ah....excelente texto....excelente

Lia ha dit...

Sí a veces pasa...y esas veces son maravillosas...esos metros q nos acercan a esos paises de tentaciones, al lugar donde todo es posible...un viernes cualquiera, un miercoles...cualquier día, ESE día...

mmmm, ainsss Cesc ;)

Cris ha dit...

Hay quien no está dispuesto a dejar escapar el tren. Y a veces pasa que el tren nos espera.

genial post

Eva ha dit...

Emocionantes tentaciones nos rodean día a día... algunas hay que dejarlas pero en otras es imposible no caer...
Un abrazo!!!

alas ha dit...

si es que el día a día, está lleno de sorpresas, ese es el encanto de la vida...

un beso

Leola ha dit...

Buf... esos anuncios son increíbles. Tan claros, tan concisos, tan económicos en palabras y tan rebosantes de deseo y de potencias que ciertamente pueden parecernos irreales. Y es que no estamos acostumbrados a su lenguaje.
¿Será verdad que a veces pasa?

Rayu ha dit...

a veces pasa y ojala pase... je
un beso ;)

Agua ha dit...

Si...a veces pasa...y es cuando el tentador acaba siendo tentado. Y los imposibles se vuelven posibles al girar las esquinas. Y durante esos minutos robados a una noche de viernes se escriben las historias mas bellas contra las paredes.

Genial tu texto! Muchos besos!!

Svor ha dit...

Por que no? Conozco a una pareja que se han conocido en el metro y hoy tienen dos hijos

Simplemente Michelle... ha dit...

Yo también he pensado eso, ayer en el tren habia un chico muuuuy guapo que lucía preocupado, se agarraba el cabello, no estaba afeitado, venia bien vestido del trabajo y su maletin, pestañas largas muy intensas y ojos marrones, se comía las uñas, hablaba por el movil pero... tenía anillo de casado y yo lo veía, ( se bajó una estación antes )y estaba sentado frente a mi, y me provocaba decirle : Déjala a ella, vente conmigo... :(

Besitos mi Cesc !

*Léase : mi ! Mua :*)

Jorge ha dit...

Me gusta las pequeñas y sutiles acotaciones que has dejado en el anuncio que salió en el suplemento de "El país" (que si no lei, leí uno parecido). Una simple frase y se abre un mundo de posibilidades. Yo no te pido que acabes un pequeño cuento que está acabado. Como todo escritor de ficción utilizas la ambigüedad y los puntos suspensivos para que sea el lector el que acabe el trabajo. Nos das las herramientas para que con nuestra imaginación completemos la historía. Pedir una continuación me parece un acto de pereza.

Y sí, estas cosas pasan. Como dar un libro de Paul Auster en el metro a una desconocida, o una desconocida te de la mano cuando lo estás pasando mal.

Sigue jugando con la ambigüedad y los puntos suspensivos. Sigue con el juego del cuento y sigue pidiendo que los lectores jueguen con su imaginación.

Mónica ha dit...

Hola... eso sí que fue flechazo... ¿ella...se enteró?


Entré a tu blog, xq me gustó el nombre... ¡cómo me gustaría que alguien matara monstruos por mi...!

:) Bss

Lia ha dit...

Yo mismita Cesc, igual q la del Post de "Descarada?" y el posteado en Octubre "Por soñar" pero shshshsh...jeje, es un secreto...rubia??, no!!, creo q no me pega nada ;)

[M] ha dit...

"Ahora me escondo y te observo y te puedo decir:
Yo mataré monstruos por ti,
sólo tienes que avisar."

...correcto?

[M] ha dit...

Realmente casi casi nada en esta vida es casual, puede que esto tampoco.

Un placer igualment!

Libélula ha dit...

Y mientras tanto, las miradas se cruzan sin saber el final...

Preguntas atolondradas, roces inconscientes... ¿y aquí te bajas?
Te espero en la próxima...

Maravillas suceden en el subte.

Besos, Libélula.

Deric ha dit...

se sabe como acabó?

-Anna- ha dit...

Hey! qué pedazo de texto!!! Y qué foto!! A mi las estaciones de tren me dan como nostalgia, bueno, a mi todo me da nostalgia jeje.

Me enteré que fue tu cumple!! Felicidades!! espero que la hayas pasado genial!

Un besote Cesc!!

mUñEca dE trapO ha dit...

aaawwwwwwh!
y es que despues de esO, ya todo en la mente puede pasar...

India ha dit...

Hmmm en las estaciones de trenes o buses puede pasar de todo :) Son los sitios que más me inspiran a la hora de escribir, me inunda la melancolía cuando estoy o pienso en ellos. Un beso Cesc

PD: Gran foto!