dimarts, 17 de febrer de 2009

Rutinas


Gloria Stefani se levanta siempre a la misma hora. Se lava la cara y las manos. Sale de su casa. Compra todo lo necesario (siempre que haya dinero). Llega a su cocina. Saca toda la colección de pucheros, cucharas, platos, vasijas, recipientes... que utilizará (o quizás no) para hacer la comida. Con sus delicadas manos amasa harina, prepara la ensalada, corta los tomates... Eso le gusta. La hace feliz. Se siente segura en sus rutinas. Le hacen ser alguien en aquella pequeña comunidad. Su família y la gente así se lo hacen saber. Después limpia aquella vieja cocina de madera que tantos años y tantas manos ha visto pasar. Esperando un nuevo dia. Esperando una nueva comida...

Hoy un perro hambriento ha segado la mano de Gloria Stefani. Ha acabado con su rutina...

22 comentaris:

Lastienditas ha dit...

Adéu il.lusions, rutina. Hola realitat.
Punt de fricció bestial.

EsSa ha dit...

Siempre es duro recibir un golpe tan radical... Pero a veces es sorprendente lo pronto que se adquiere una rutina nueva.

Un saludo.

òscar ha dit...

quin sotrac. i quin contrast final. tots el scanvis, i aquest és molt important, t'obliguen a crear-te noves rutines

Els dijous nous ha dit...

Vivim el dia a dia embolcallats per una fràgil rutina. La rutina que ens permet ser algú i ens priva de tenir pensaments tristos.
Lluís

L'Escrividor ha dit...

egar qualsevol tros de carn és la rutina d'un gos afamat?

Ani ha dit...

Los pintores sin manos son una muestra de que quien gusta del arte (cocinar lo es) no tiene fronteras.

un beso!

raphdada ha dit...

En el caso de Gloria me temo que es ella la que muerde la mano de quién le da de comer. Ahora icono de la BMI, mañana en el paro.

Saludos

Marisa ha dit...

Para cambiar una rutina no es necesario que sea por una causa tan radical.
Un abrazo

Lia ha dit...

Bueno...
Por mi trabajo en la asociación puedo decir q sí se adquieren nuevas rutinas, pero q el sock q implica la aceptación de una perdida así es quizás lo peor de un caso como este...adaptarse a la nueva vida q ha de llevar q aquí en adelante, porq rutina podría ser las visitas a los médicos hasta su perfecta curación, estarse sin hacer absolutamente nada y caer en un estado depresivo...o aceptar su nueva situación buscar ocupaciones q la llenen, incluso volver a cocinar, porq tambien es posible ;)

Un besito!!

Libélula ha dit...

No hay mal que por bien no venga...

Quizás Gloria descubra una nueva rutina y deje la cocina y así, deje a muchos hambrientos que dependen de su rutina.

Eres genial Cesc! Me encantan tus historias y tu humor!
Besos, Libélula.

Lasarshe ha dit...

Por muy fuerte que sea el golpe, por mucho que nos pueda llegar a romper la rutina, siempre se puede empezar de nuevo.
No hay que dejar de mirar hacia delante.

Un beso (:

NuNa ha dit...

buff... de "Deliciosa Marta" a "Acción Mutante!" ;P

Vaya final..brutal.

Cris ha dit...

Qué bonita la foto. Hay rutinas que como me las arranquen me dejan coja, pero aun así...soy partidaria del movimiento, de los cambios, los avances... así que las rupturas para mi también son bienvenidas, siempre, a mas o menor plazo, significan una oportunidad nueva y eso es genial!

India ha dit...

Bonitas y delicadas manos :) Me gusta mucho la foto que hiciste :) La rutina a veces si se hace lo que se quiere y se hace con dedicación puede llegar a ser bien llevada :) Besos Cesc

merce ha dit...

Uuufff...esa última frase...
Imprevisible... Rotundo.
A veces las circunstancias, obligan a acambiar rutinas.
Descubriendo otros horizontes...
mas interesantes.

Entré a través de Lasosita...
con tu permiso...

Un abrazo.

rOo RAMONE ha dit...

Bravo!
Siempre se viene lo mejor, =)
Un beso.

Diana ha dit...

Y así aparecen las sorpresas, los cambios son interesantes.
Me encanta los variaciones imprevistas.

¡Qué tengas un buen día!
Un beso.

Lasosita ha dit...

Y nada volvió a ser como era antes...


Un saludo, Cesc!

La Abutrí de Getafe ha dit...

Y por qué un perro rabioso?.
De qué estaba el perro tan enfadado?.
Algún día lo sabré?.

Dara Scully ha dit...

Las rutinas nunca fueron buenas. A Cat no le gustan.



Un miau grandote

María ha dit...

Romper con la rutina no siempre es tan complejo como lo "pintamos" y como nos lo "pintan"...
Un saludo,
María

María ha dit...

Gracias por tu visita...Sí, c´est moi la de las fotos...